sábado, 7 de abril de 2012

Nuria Rangel habla desde Sìntesis sobre la obra de la poeta Dosamantes


El ojo antes de la navaja

Escrito por Nuria Rangel 




Sirena eterna



Parte I
Estoy leyendo la obra de Isolda Dosamantes que se publica por Internet y tengo pendiente leer el poemario Apuntes de viaje, publicado recientemente. Con esta obra, la poeta tlaxcalteca, obtuvo el Premio Praxis de Poesía, el 30 de noviembre de 2011. También me queda por leer, toda la obra impresa que conforman más de cinco poemarios y antologías, que como dicen los expertos, son el esfuerzo de un esmerado y consistente trabajo de varios años.
Isolda tiene el don de las palabras y cuando las convierte en versos se vuelven conjuros mágicos o medios de transformación, para todo lo que quiere ser. A través de su poesía; nace, muere y renace en formas distintas. En unos versos de Espada del Infierno, dice: ¿Con qué piel debo limpiarme del romero para recuperar el reflejo cristal de mis pupilas?
En los versos del poema Cuervos en la memoria, ha trabajado el tema del amor. Con verdadera valentía, reconoce las decepciones ocasionales y exalta la oportunidad del placer. Así lo dice: Soy la bella emperatriz de tus anhelos gacela entre montañas, tu cáliz y tortura. Luego explica: No sé cuando te perdí, ni donde reencontrarme ¿dónde el brillo de luciérnaga, en qué beso, en cuál esquina? Y soy pescado de mil cañas. En la parte II del poema Sirena eterna, se vuelve cronista de un crimen pasional. Las estrellas se apagan en el grito de la asfixia, el aroma a felino emana de su piel, se tambalea la noche entre las nubes que han tiznado la luna hasta esconderla.
En la parte X, anuncia el desenlace.  Al ver sus senos, un camino de sanguijuelas será la columna vertebral del reportero. Reconstruirán la historia los hombres de blanco, la nombrarán medusa.
Después de realizar sus estudios como Licenciada en Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, siguió el camino de la literatura haciendo estudios formales a través de diplomados y posgrados. Su obra es publicada y reconocida desde 1997. Se le ha otorgado la Beca Rafael Alberti y la de Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. Comparte su generosa voz, en espacios educativos para crear degustadores de la poesía. Ha sido escuchada hasta en las Universidades de Pekín y Xiangtan en China.
En la red, sus textos se acompañan de fotografías de su rostro siempre feliz. Isolda Dosamantes empieza a convertirse en patrimonio de Tlaxcala y más allá, hasta donde sigue tocando corazones. Necesitamos la poesía, para mejorar la condición humana y atraer mensajes de amor a nuestro mundo lleno de odio. Continuará.
Actualizado (Lunes, 02 de Abril de 2012 10:49)