viernes, 10 de marzo de 2017

Día de la Mujer en Ciudad Judicial



Fotos: El Sol de Tlaxcala
https://www.elsoldetlaxcala.com.mx/local/576599-enfrentan-mujeres-diversos-retos-antes-de-consolidarse-profesionalmente-expertas


Al final de mi participación, en donde las mujeres talentosas que me acompañaban ya habían nombrado como vencieron sus dificultades para lograr sus retos, en lo que coincidimos fue en que la tenacidad es necesaria y que el trabajo todo lo vence, leí es el siguiente poema, que habla de la violencia hospitalaria.

http://www.tsjtlaxcala.gob.mx/UIG/uigarticulos.htm


Iluminación

I
Era la hora del café, tomaba leche de soya
de pronto todo se volvió agua
surgía agua entre mis piernas
me había convertido en río
agua cual de una fuente incontenible
agua y más agua
llegaba su luz  a unirse con la mía.
 yo era agua de mar
agua de vida.

II
Estaban ahí las mujeres de rosa
las de los cascos con muñecos de colores
las de casco sabor caramelo
las mujeres con globos en los pies
las de batas de mike Mouse
nos esperaban con sus manos de santas
con su manos que tocan la fuente de donde surge vida.
Estaban también las mujeres que gritan
las que lloran
las que van gimiendo despacio por sus hijos.
Estaban las mujeres de jeringas enormes
estaban todas las mujeres que paren;
los hombres que ayudan a bajar la camilla
o a meter el cuchillo,
las mujeres con las pestañas quemadas
y las que inician sus grados superiores
todas de colores y sabores rosas
no había mujeres de blanco,
ni camilleros con cara de lavanda.
abría las piernas y surgía agua, agua de luz, agua
y pasaron las horas y fueron gritos
contracciones ya viene otra
y otra
respira
y otra
respira que ya llega
y otra mientras me agarraba a la camilla
como se agarra uno a la vida
me llevaban a la sala de parto.
como a la sala que da luz
me lavaron la panza como se lava un plato
sentí el agua helada sobre la piel
olí a yodo a clorofila
recordé la sierra de la abuela
el bisturí en mis ojos
abrí la boca y me dormí.

9

I
Desperté, quería tocarlo, verlo en mi regazo
no podía levantar la cabeza
me dolía el cuerpo
la nuca, los brazos las tripas
me dolían las tripas y las piernas
hasta la uña del pie parecía reclamarme
desperté y por allá escuché a una enfermera decirle a otra
se la agandallaron, la durmieron toda.

II
Estaba despierta pero me costaba hablar,
mi voz estaba intervenida
cambiada
me molestaba el cuello, sentía todo reseco
tenía frío
quería verlo, tocarlo, amamantar.
III
La anestesióloga me hizo preguntas
quería una radiografía para ver mi columna
y su líquido dormilón que no corrió sobre mí y fue hacia abajo
yo pensaba en mi hijo, en dormir, en no moverme
ella quería ver su error o algún defecto en mi columna
yo soñaba en sus bracitos y sonrisa.

IV
Cuando llegó mi madre
me surgieron lagrimas genuinas
desde la planta de los pies
era un llanto incontenible
me atragantaba y mi voz era otra
surgía mi voz desde el ombligo
era una madre que no había tocado a su hijo
era una hija feliz con su madre
eran dos madres abrazando un retoño.

V
Llegó mi amado con las noticias nuevas
teníamos una familia en las manos
éramos tres luces níveas.

Un ser llegó al mundo
para poblarlo de sueños y tréboles, caballitos de mar
solecitos de arena.

VI
Cuando lo vi supe como la luz se hizo
se iluminó la sala de bebés
mis lágrimas fueron agua santa
mis manos fueron refugio
curación mi voz en sus oídos
alimento mi caricia sobre sus piernas.

VII
Somos tres amamantando al mundo
poblándolo de sueños.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opiniones