domingo, 2 de julio de 2017

Laboratorio de Poesía y Cibercultur@






Premian XLVII edición de Juegos Florales Nacionales en Feria de San Juan



Premian XLVII edición de Juegos Florales Nacionales en Feria de San Juan

Premian los XLVII Juegos Florales Nacionales de San Juan del Río, Carmen Nozal, Felipe Vázquez e Isolda Dosamantes, fueron los jutados


Juegos Florales
El presidente municipal Guillermo Vega Guerrero, encabezó la ceremonia de premiación del tradicional certamen de letras, los XLVII Juegos Florales Nacionales.
San Juan del Río, 30 Junio 2017.- En el marco de las actividades de la Feria con motivo del 486 aniversario de la fundación del municipio, el presidente municipal Guillermo Vega Guerrero, encabezó la ceremonia de premiación del tradicional certamen de letras, los XLVII Juegos Florales Nacionales.
<img src=El evento contó con la presencia de Catalina I, Reina de los XLVI Juegos Florales, así como de la actual Reina de la Feria San Juan del Río 2017, S. G. M. María Fernanda I quien fue coronada por el ganador de la categoría de composición, Miguel Fuentes Granados y el cetro le fue otorgado por el presidente municipal Guillermo Vega Guerrero.
Previo a este acontecimiento, el director de Cultura, Turismo y Juventud, Eduardo Guillén Romero, agradeció el apoyo para la realización de este certamen tradicional e histórico; también recalcó el interés de las autoridades municipales por impulsar las actividades de este sector.
Dio a conocer que Carmen Nozal, Felipe Vázquez e Isolda Dosamantes; todos con una amplia trayectoria en el mundo de las letras a nivel nacional e internacional, conformaron el jurado calificador de este certamen.
Acto seguido, Carmen Nozal señaló que los “Juegos Florales” nacieron en Italia durante la época del medioevo, se adoptaron en Francia y España para posteriormente llegar a América y ejemplificó que su nombre se debe a que los autores al leer sus poemas el “más bonito” era el que recibía una flor.
También la poetiza realizó una intervención a nombre del jurado para dar a conocer que entre los más de 125 trabajos concursantes las características del título ganador de la categoría composición fue “Este árbol caerá sin hacer ruido”, entregado bajo el seudónimo “El Hijo perdido”
“Consideramos que sobresale en calidad poética respecto a los demás trabajos concursantes, debido a la destreza versual del autor; al tono armónico, digamos lírica; a la unidad de composición y a la capacidad de transmitir una experiencia poética desde un lenguaje coloquial, también me gustaría decir que este poemario, es de contenido profundo enriquecido por imágenes deslumbrantes de un modo sencillo y con un ritmo impecable que sostiene la atención del lector de principio a fin”
El ganador, con tan sólo 30 años, Miguel Fuentes Granados, es originario de Michoacán y recibió la presea “Flor de Plata” de manos de María Fernanda I, Reina de los Juegos Florales Nacionales, así como un diploma y el premio de cien mil pesos por parte del presidente municipal y su esposa Magdalena Ruiz Pérez.
Luego de ser reconocido, el autor dio lectura a un fragmento de la composición ganadora, tras explicar que su creación habla de uno de los sentimientos más humanos, así como el dolor o el amor, explica que refiere al sentimiento del fracaso que es uno de los sentimientos que más ha estado en el corazón del hombre desde que se tiene conciencia.
Del Título: “Este árbol caerá sin hacer ruido”
Poema 2: “In nominis patris”
“Todo comienza con un nombre: el tuyo.
Padre, no puedo escribir versos
Tan buenos como tú.
Aunque la gente diga que nos parecemos, qué soy tu viva imagen.
Aunque en mi carnet de identidad conste que mi segundo nombre
Es igual al tuyo. No puedo
Aunque sienta que las palabras que me heredaste corren por mis venas.
No Puedo.
Tal vez soy un hombre más triste que tú.
Tal vez la tristeza en ti florecía en hondas metáforas
Que te hacían sacudirte como un frondoso árbol capaz de encarar el viento;
En cambio en mí
La tristeza florece o se seca en forma de silencio
Tu nombre es una sombra que pesa en mis ramas.
Tu nombre es un parásito que carcome mis hojas.
Padre: yo no puedo escribir versos tan buenos como tú.
En mí las palabras no son animales heridos, no lo son,
A lo mucho puede que sean balbuceos, tal vez un grito.
Nada que llame la atención.
A diferencia de ti, soy un árbol que caerá sin hacer ruido.”

Posteriormente, el miembro del jurado Felipe Vázquez dio a conocer el fallo en la categoría de Elogio a San Juan del Río en su categoría nacional, dónde señaló que la obra galardonada bajo el título “Memorial de la lluvia” que fue remitido por el seudónimo “Edevart, el peregrino” fue seleccionada por diversos aciertos lingüísticos.
“Da una visión intima y delicada de la belleza de San Juan del Río, quisiera agregar que este poema ‘Memorial de la lluvia’ empieza evocando e invocando la lluvia y el río y termina también invocando y evocando la lluvia”, expresó.
También el especialista recordó que a través de historia los poetas también han fungido como profetas e incluso los poetas modernos mantienen algo de “profetas”, incluso señaló que justo en el día en que se premia este poemario cae una tormenta en las últimas 24 horas en todo el territorio del altiplano.
El ganador de esta categoría, Ibán de León Santiago también recibió el reconocimiento por parte de las autoridades presentes y un premio de 35 mil pesos; y de acuerdo con el programa el ganador dio lectura a un fragmento de este elogio premiado.
Del Título: “Memorial de la lluvia”
Fracción: 1 “Bautismo”
“Tu fundación, San Juan, viene del agua,
Del lecho subterráneo cuya espiga
Florece en tu epidermis y da frutos
Como un milagro de la geografía,
De los ríos y arroyos que atraviesan
El cálido misterio de tu valle,
Tus rocas sin edad, tu tierra fértil
El gris de un 24, junio adentro,
Escribió en tu semilla la pureza
De una voz en la fiebre del desierto
Que antes de Jesucristo nos bautiza
Bajo el cauce primero de los siglos.
Y te llamas San Juan y en ti la vida
Asentó la humedad de sus raíces.”

Por su parte, la miembro del jurado, Isolda Dosamantes fue la encargada de dar lectura al fallo del Elogio a San Juan del Río en su categoría local y declaró como desierta dicha rama y realizó un llamado a perfeccionar los trabajos que participaron en este certamen.
“No hubo mucha participación y consideramos que los trabajos pueden ser mejorados; y el jurado calificador ha decidido declararlo desierto, pues los trabajos concursantes necesitan más calidad poética, que se elija un elogio digno de San Juan del Río; y proponemos que quizá esos recursos sean para fortalecer el rubro del fomento a la lectura o realizar algunos talleres en donde puedan participar estos escritores y otros para mejorar sus talentos”, explicó.
En su mensaje el mantenedor de los XLVII Juegos Florales Nacionales, el maestro Restituto Rodríguez Camacho improvisó un verso: “Su graciosa majestad María Fernadna I, eres reina de las flores y reina de la poesía del San Juan de mis amores y eres soberana mía”.
Puntualizó que desde su experiencia en los Juegos Florales de San Juan del Río, recalcó que esta tradición literaria surgió en el año 1965 cuando era presidente municipal Manuel Suárez Muñoz, posteriormente fueron suspendidos hasta la administración de Enrique Burgos García.
“En el gobierno del presidente Don Raúl Olvera Aróstegui; quien los suspendió por los tres años consecutivos, no se cuales hayan sido sus razones y con el licenciado Enrique Burgos García los retomó y los hizo renacer”, explicó.
Detalló como en los últimos 50 años de la historia del municipio se ha consolidado esta tradición, incluso refiere haber recibido una cantidad histórica, con casi 200 trabajos en el concurso; y en una ocasión relata como el jurado calificador batalló para determinar al ganador, que en aquel entonces obtenía 40 mil pesos y participaba con un tema libre.
Por su parte el presidente municipal Guillermo Vega Guerrero, felicitó a los ganadores de este certamen y recalcó que la literatura y la poesía ha dado a San Juan del Río, un lugar muy importante a nivel Nacional desde su instauración en la década de los 60’s.
“Este concurso nacional se ha constituido como un foro importante para los poetas nacionales, quienes ven en él una oportunidad para expresarse y para obtener prestigio, en la edición número 47 de este certamen hemos tenido el gusto de disfrutar de la poesía y la música”, expresó el edil sanjuanense.
También dijo que este es un momento histórico, donde concluye una etapa más en el desarrollo de este certamen que se constituye como una de las tradiciones más firmes de la celebración por el aniversario de la fundación de San Juan del Río.
La velada contó con la participación musical de “Ensamble Lunaris”, un cuarteto de voces femeninas que ejecutaron diversas piezas de géneros como ópera, zarzuela, comedia musical, así como canción fina mexicana y canción tradicional mexicana.
Dentro de sus participaciones destacan como sopranos Carmen García y Lucía Salas; como mezzosopranos Lilia Gutiérrez y Margarita Botello; todas acompañadas por el pianista Alfredo Domínguez.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Después del hambre en voz de Lilia Aragón









https://www.elsoldetlaxcala.com.mx/cultura/616780-leera-lilia-aragon-en-el-centro-de-las-artes

Leerá Lilia Aragón en el Centro de las Artes

  • Nora Rachel RAMÍREZ
  •  
  •  
  • en Cultura














La primera actriz realizará un recital poético este 29 de abril, como parte de la clausura del taller de Literatura Comparada que fue realizado en marzo
Derivado del taller de Literatura Comparada que ofreció en marzo el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC)-Centro de las Artes de Tlaxcala, la primera actriz Lilia Aragón ofrecerá el 29 de abril a las 17:00 horas un recital poético, en la caja negra del espacio ubicado en Apizaquito.
El programa contendrá poemas consagrados de la literatura universal y mexicana, así como la lectura de poemas de algunos alumnos del taller antes mencionado, en el que participaron jóvenes poetas en formación; además, poetas tlaxcaltecas con amplia trayectoria, como Isolda Dosamantes, por mencionar algunos, compartirán sus textos.
Lilia Aragón ha incursionado como intérprete en media docena de telenovelas entre las que destacan “Cuna de lobos”, “Rosa salvaje” y “Los bandidos de Río Frío”, así como de algunas series y en más de una treintena de películas.

 

La reconocida actriz de cine, radio, teatro y televisión, pertenece a una generación de estupendos actores como Enrique Rocha, Héctor Bonilla, José Alonso, Ofelia Medina, entre otros, que se formaron sólidamente en el teatro y que alcanzaron reconocimiento en cine y televisión.
Si bien la entrada es gratuita, es necesario solicitar pases de acceso en la coordinación académica del Centro de las Artes, así como en el Museo de la Plástica “Desiderio Hernández Xochitiotzin”, ubicado en Guerrero 15 en la capital del estado.

影子 // La sombra , poema de Isolda Dosamantes

影子 // La sombra , poema de Isolda Dosamantes



影子

我愿成为你手中的那根画笔
感受你画中的情感
今天你同游魂般得呆在那里
用色彩勾画着我的躯体
游鱼和水草
跃然于你的画中
这是时间放慢的时刻
是嬉闹的吻中的一丝清泉

今天你的声音
是鸟儿在午夜的啼叫
是穿透我窗棂的那缕阳光
今天你就是夜晚的回声
清凉一夏的微风吹拂我的皮肤
让我心潮荡漾
你是回声也是影子
转瞬之间便已然消散
颜料留下的香气
在回忆构织成的床帏之间
尤存
注:译者:温志伟

Artículo en la revista Piedra de toque de José Luis Puga

En: http://piedradetoque.mx/articulos/026-mujer_y_literatura_tlax.htm


Tlaxcala no camina aún
en cuestión de género

José Luis Puga Sánchez

 
Tlaxcala vive una lenta pero persistente evolución en la literatura hecha por mujeres y en la forma que es vista la mujer en la narrativa y en la poesía. El avance es palpable, pero también brillan las evidencias de que la velocidad no es la deseada. El trabajo literario en general en Tlaxcala es bisoño, novicio. Las frutas del árbol no tienen sabor… todavía.
 
Dos acuciosas mujeres hablan de género… de literatura… y de Tlaxcala. Olimpia Guevara Hernández e Isolda Dosamantes Carrasco tejen, destejen y entretejen el hirsuto pelambre social que sofoca aún a la mujer.
 
APERITIVO
 
Recientemente una joven que estudió letras aquí en Tlaxcala, no supo que Citlalli Xochitiotzin es una poeta… y de Tlaxcala. Y la diferencia generacional es muy poca como para justificar ese desconocimiento, como para saber que Citlalli no es una funcionaria…
 
… Así Isolda Dosamantes, poeta y tallerista, bosqueja la gravedad del entorno.
 
LA FRONTERA
 
En Tlaxcala, el esfuerzo de las mujeres pervive tercamente… y hay casos que se notan. Pero en general sigue el proceso de búsqueda, de afianzar realmente un trabajo digno, aquilata Olimpia Guevara, experimentada maestra en la Facultad de Filosofía y Letras de la Autónoma de Tlaxcala, docente que delinea su apreciación: Yo no hablaría en este momento de trayectorias consolidadas, de mujeres que ya rebasan el panorama regional. Creo que ese es un trabajo que se sigue haciendo por las propias condiciones del estado. Es decir: no es sólo a veces la persona, sino todas las circunstancias que rodean el desarrollo del artista. Y ahí hay responsabilidad tanto de la sociedad como de las políticas culturales, como de las personas que se dedican exclusivamente al arte de formarse, de trascender, si no es posible en el estado, pues fuera de él.
 
El trabajo de los hombres tampoco merece, hasta el momento para ella, el calificativo de sobresaliente, pese a la obtención de premios foráneos por algunos de ellos. Olimpia entiende que la consecución de algunos premios externos, más que significar un trabajo sobresaliente, muestra que hay quien ha visto más allá de las fronteras estatales y se ha aventurado a la marea gruesa nacional, necesario en virtud de la magra oferta que Tlaxcala ofrece en terrenos como la formación… pero aún es una obra en proceso.
 
EL ESPEJO PÚBLICO
 
Más que el feminismo, la perspectiva de género me parece -confiesa Olimpia- más abierta, más tolerante con todas las circunstancias. Tenemos diferencias y esas diferencias no solamente en las cuestiones de género o sexuales, sí se reflejan también en lo social, en lo cultural y en las oportunidades que tenemos hombres y mujeres en una sociedad.
 
Académica ella, no puede eludir su sino: Estudios de diferentes universidades en el mundo hablan de cómo una mujer para alcanzar el máximo grado académico, que sería un doctorado, tiene muchísimo menos oportunidades y posibilidades que un hombre. Finalmente por todo lo cultural, lo social y lo biológico la mujer está más cercana a la tarea de la maternidad y de la crianza y eso retrasa muchas veces las expectativas académicas: a veces las cancela, a veces las pospone demasiado. No es la misma oportunidad que tiene un varón respecto a una mujer en la formación.
 
Y el arte –punza- requiere de tiempo, un tiempo de artista, los tiempos internos, los tiempos externos, los tiempos de la vida y los tiempos de su propia creación. Y a veces es muy difícil compaginar esos tiempos de la vida de creación del artista, con los tiempos a los que obliga la sobrevivencia económica y la vida familiar. Esa inequidad sí retrasa mucho y es ahí donde la mujer a veces rompe barreras, sacrifica muchas cosas en pro de una carrera, de un renombre artístico.
 
Olimpia Guevara centra su mirada en la literatura, su campo, y dice percibir en la escritura reflejos de la escritora; las narradoras y las poetas están llevando a la escritura parte de su vida personal: Todos hablamos desde la posición que tenemos social, económica, psicológica, personal, emocionalmente y sólo muy ocasionalmente logramos reparar eso. Pero esa perspectiva de género sí está. La vida personal de una mujer pasa casi directo a veces a la obra, trabajada, matizada, tamizada. Pero se vislumbran los problemas que aquejan a las mujeres en ciertos momentos de la vida: la maternidad, el amor, el fracaso amoroso, lo social, la muerte de un familiar… Todo esto se percibe en el trabajo de muchas narradoras y poetas tlaxcaltecas. Ya hay una posición de género.
 
Poeta largas décadas cuyo registro está depositado en varios libros de su autoría, estudiante en nuestro país y fuera de él como en Canadá y China, hoy aventurada en la empresa cultural, la experiencia a Isolda Dosamantes le dice que la mujer poeta más temprano que tarde es arrojada al vacío del olvido. Aunque dice que al hombre le sucede igual. Pero el hombre no tiene la carga que la mujer: sigue siendo para las mujeres muy, muy difícil, porque tiene que trabajar, ejercer varios roles: poeta, madre, lavaplatos, psicóloga del esposo… todos los oficios con los que cargamos, aunque seas muy libre o muy liberada. En algún momento finalmente caemos en los parámetros que la sociedad espera de ti, una sociedad patriarcal como la mexicana, dominada por los hombres.
 
Isolda ubica otra razón del olvido en la difusión… o su ausencia. La difusión –ilumina a quienes viven en la oscuridad- depende del poeta y de las instituciones… pero pareciera que el poeta debe ser su propio difusor.
 
EN EL CAMINO…
 
Olimpia Guevara marca una evolución en los contextos de las mujeres. Aduce los enormes escollos enfrentados por las primeras generaciones de escritoras tlaxcaltecas y el cambio a partir del año 2 mil. Hoy –dice- existen otros conflictos, como la violencia que enfrentan, la misoginia y el feminicidio, que es algo a lo que por ejemplo mi generación no se enfrentó tan rotundamente. Aunque también hay hoy otros privilegios, como asistir a la universidad sin mayor problema, vestirse, salir, tener a la mano muchos satisfactores que antes no tenía.
 
Para el arte –añade- depende de la propia personalidad, depende de las circunstancias que uno se va generando y que tanto tesón tiene uno para superar todo lo que enfrenta, además de las habilidades, vocación y la manera de expresarlo.
 
Décadas acompañante de la producción artística en el estado, cercana testigo de sus avatares, Olimpia se torna incisiva: Sea hombre o mujer, la condición del artista es la de un trabajo de ruptura. En esta sociedad al arte y la cultura son accesorios. No son fundamentales. Eso conlleva más problemas para quienes eligen este camino.
 
“La danza su lenguaje es el cuerpo, muy difícil. En actuación estamos viendo primeras, tal vez segundas generaciones de actrices. Hay artes muy difíciles porque son de frente. La pintura a veces es muy abstracta”.
 
Isolda ubica la presencia de la mujer dentro de los poemas cien años atrás, cuando el poeta Efrén Rebolledo volteó la vista al cuerpo femenino a su lado. Él es, dice Isolda, quien hace que la mujer tenga vida en los poemas. Después de él muchos lo pueden hacer. A la mujer la dan voz… en Rebolledo la mujer toca al hombre, o toca a otra mujer. Es la primera vez que la mujer deja de ser, como en Díaz Mirón, una hermosa esmeralda, como una Venus, y se convierte en alguien con emociones y que también se mueve y que también siente y que también es capaz de dar.
 
Y ese brotar inicial da paso después a generaciones de mujeres que se pelearon con todo en busca de dignidad, de reconocimiento, de respeto. Y había –recuerda- que vestir de mezclilla y ponerse botas y tomarse un tequila, a la hombre, para poder participar dentro de la vida cotidiana… Y es su momento eso sirvió y provocó una apertura.
 
EL ESPEJO ÍNTIMO
 
La imagen de la mujer que se maneja hoy en la literatura, tlaxcalteca y externa –califica Olimpia Guevara-, sigue siendo muy estereotipada, aunque no sé si a veces sea estereotipo o sean condiciones de las que finalmente, como género, la mujer no va a estar nunca salvada, por ejemplo el erotismo, que no es malo en sí, sino cuál es su fin, el tratamiento que uno le da.
 
Isolda coincide: Es una imagen siempre idealizada. Estamos en una época en la que estamos completamente libres de hablar, en los poemas, de las emociones y de la mujer vista sexualmente, aunque no necesariamente cosificada.
 
Ahorita –añade la poeta- se puede tomar de muchas maneras a la mujer… y la mujer es todo eso también. La mujer sí representa un atractivo sexual y la mujer también es una mujer que piensa y también es una mujer que lava trastes… todo eso somos. Creo que todo depende del valor que las mujeres nos demos a nosotras mismas como para dejarnos encajonar en una sola cosa. Es una época en la que tenemos mucha apertura al conocimiento… Hoy, como ejemplo Marisol Nava, no tememos a mostrarnos en nuestra capacidad de amar.
 
Olimpia Guevara afirma que en Tlaxcala ya se puede hablar de ciertas generalizaciones, en esta lucha por hacerse de un nombre en el panorama literario. “Pero actualmente ya sienten mucha seguridad. Hay muchos jóvenes ya con premios, con formación académica, alumnos de talleristas connotados que les dan bastante seguridad”.
 
Además, la posibilidad de publicar es mucho mayor. Antes –dice- era otro de los trabajos del propio creador y actualmente ya es muchísimo más fácil: las ediciones de autor, las ediciones digitales, las revistas… entonces eso le da la posibilidad al creador actual de sentirse más afianzado en el mundo del artista, de ser menos dependiente.
 
Hay búsquedas a muchos niveles: temáticos, estructurales porque están buscando nuevas formas de hacer literatura. El cine los influye muchísimo. Las redes sociales también…
 
Pero –recalca- aún es imposible ubicar a esta generación en un solo perfil literario.
 
GALERÍA
 
Isolda Dosamantes hace un fugaz recorrido, a manera de destellos, por algunas de las escritoras que a su juicio han dejado alguna marca en el compendio de la poética tlaxcalteca:
 
Irma Carolina Romero se desarrolló mucho tiempo en la radio, quien ha ejercido la poesía no desde un punto de vista tan académico o tan especializado, pero no ha dejado de hacerlo sin importarle la crítica.
 
Vino después otra generación con gente como Gloria Nahaivi.
 
Angélica Minor tiene un libro increíble y muy poco conocido: Pueblo de adobe. Es la historia de una familia que no puede ser de otro lugar más que de la tierra, del adobe, y que se desarrolla en esta tierra tlaxcalteca. Es un poema largo, épico, fuerte, que habla de una mujer en silla de ruedas que es muy fuerte… como son las mujeres de Tlaxcala, las que tienen que salir al sol a llevar la comida para sus hombres campesinos.
 
Dentro de estas mujeres poetas que se formaron en el taller de Juan Bañuelos, está también Ignacia Muñoz, que sigue escribiendo poesía y cada mes toma en taller de Ricardo Yáñez aquí en Tlaxcala o en Puebla.
 
Georgina Franco, muy destacada locutora, también escribía poesía muy cercana a la literatura infantil.
 
Minerva Aguilar y Marisol Nava son de la misma generación. Minerva, una poeta más de la sangre, de las banquetas, de estar ahí en la vida cotidiana. Marisol, una poeta muy sensible, que se ha dedicado más a la academia y su poesía es una poesía muy consolidada, muy seria, muy ordenada
 
Una coincidencia final entre Olimpia e Isolda: en el campo de la perspectiva de género, en Tlaxcala se ha avanzado… pero aún no lo que se debería… no lo que se necesita… no lo deseable.
 
 
 
Contacto: piedra.de.toque@live.com

sábado, 13 de mayo de 2017

4 ENCUENTRO DE POESTAS, HOMENAJE A JUAN BAÑUELOS EN CASA DE LA NUBE.





http://www.casalamm.com.mx/tesis/maestria_en_apreciacion_y_creacion_literaria/selene_isolda_dosamantes_carrasco.pdf

viernes, 10 de marzo de 2017

Día de la Mujer en Ciudad Judicial



Fotos: El Sol de Tlaxcala
https://www.elsoldetlaxcala.com.mx/local/576599-enfrentan-mujeres-diversos-retos-antes-de-consolidarse-profesionalmente-expertas


Al final de mi participación, en donde las mujeres talentosas que me acompañaban ya habían nombrado como vencieron sus dificultades para lograr sus retos, en lo que coincidimos fue en que la tenacidad es necesaria y que el trabajo todo lo vence, leí es el siguiente poema, que habla de la violencia hospitalaria.

http://www.tsjtlaxcala.gob.mx/UIG/uigarticulos.htm


Iluminación

I
Era la hora del café, tomaba leche de soya
de pronto todo se volvió agua
surgía agua entre mis piernas
me había convertido en río
agua cual de una fuente incontenible
agua y más agua
llegaba su luz  a unirse con la mía.
 yo era agua de mar
agua de vida.

II
Estaban ahí las mujeres de rosa
las de los cascos con muñecos de colores
las de casco sabor caramelo
las mujeres con globos en los pies
las de batas de mike Mouse
nos esperaban con sus manos de santas
con su manos que tocan la fuente de donde surge vida.
Estaban también las mujeres que gritan
las que lloran
las que van gimiendo despacio por sus hijos.
Estaban las mujeres de jeringas enormes
estaban todas las mujeres que paren;
los hombres que ayudan a bajar la camilla
o a meter el cuchillo,
las mujeres con las pestañas quemadas
y las que inician sus grados superiores
todas de colores y sabores rosas
no había mujeres de blanco,
ni camilleros con cara de lavanda.
abría las piernas y surgía agua, agua de luz, agua
y pasaron las horas y fueron gritos
contracciones ya viene otra
y otra
respira
y otra
respira que ya llega
y otra mientras me agarraba a la camilla
como se agarra uno a la vida
me llevaban a la sala de parto.
como a la sala que da luz
me lavaron la panza como se lava un plato
sentí el agua helada sobre la piel
olí a yodo a clorofila
recordé la sierra de la abuela
el bisturí en mis ojos
abrí la boca y me dormí.

9

I
Desperté, quería tocarlo, verlo en mi regazo
no podía levantar la cabeza
me dolía el cuerpo
la nuca, los brazos las tripas
me dolían las tripas y las piernas
hasta la uña del pie parecía reclamarme
desperté y por allá escuché a una enfermera decirle a otra
se la agandallaron, la durmieron toda.

II
Estaba despierta pero me costaba hablar,
mi voz estaba intervenida
cambiada
me molestaba el cuello, sentía todo reseco
tenía frío
quería verlo, tocarlo, amamantar.
III
La anestesióloga me hizo preguntas
quería una radiografía para ver mi columna
y su líquido dormilón que no corrió sobre mí y fue hacia abajo
yo pensaba en mi hijo, en dormir, en no moverme
ella quería ver su error o algún defecto en mi columna
yo soñaba en sus bracitos y sonrisa.

IV
Cuando llegó mi madre
me surgieron lagrimas genuinas
desde la planta de los pies
era un llanto incontenible
me atragantaba y mi voz era otra
surgía mi voz desde el ombligo
era una madre que no había tocado a su hijo
era una hija feliz con su madre
eran dos madres abrazando un retoño.

V
Llegó mi amado con las noticias nuevas
teníamos una familia en las manos
éramos tres luces níveas.

Un ser llegó al mundo
para poblarlo de sueños y tréboles, caballitos de mar
solecitos de arena.

VI
Cuando lo vi supe como la luz se hizo
se iluminó la sala de bebés
mis lágrimas fueron agua santa
mis manos fueron refugio
curación mi voz en sus oídos
alimento mi caricia sobre sus piernas.

VII
Somos tres amamantando al mundo
poblándolo de sueños.