sábado, 30 de abril de 2016

22 de abril en el Faro de Oriente

Leyendo del oriente:

Poemas de  Huellas de Oriente... Ruta ocupa, pasto verde...



Declaración de fe

Me gusta viajar abuela
he andado por los rincones de la Ciudad Prohibida
la tumba de Mao
los jardines de petunias.
Disfruto respirar a la orilla de un lago
bajo la sombra de un sauce
andar en trenes
tomar té.
He gozado de cielos repletos de cometas
del desierto, sus dunas inmensas en el Gobi
y templos budistas.

Me gusta rezar abuela
como me enseñaste con las manos unidas
en las ermitas,
frente a un árbol
en la puerta de una iglesia
(en la montaña púrpura me bendijeron los monjes)
y cuando cae la noche en un túnel de bambúes
busco deseos por cumplirse y me santiguo.

Me gusta viajar,
mañana parto abuela, me voy al sur
llevaré abrigos y un libro para leerme
mientras sueño.




 
Fábrica 798

Un pato.
Ayer anduve caminando
por entre callejones
una bicicleta, dos patos
un canto que asomaba desde la ventana.
Hoy mientras comía en la calle
autos
silbido gutural entre sombrillas
tres patos
el lago es una pista de trineos
los abrigos andan paseándose
entre los vendedores de frutas y peces.
Un pato y tres
un hombre da masajes mientras observa la danza de abanicos.
Ocho patos
en la 798 hay fotografías
                                               dibujos,
                                                                       pinturas,
casas de artistas donde se escucha el cua, cua, constante de la tarde.




Tetería del camino

En las tarjetas aparece
la noche desdibujada
el duende matutino que baila
que brinca de una sílaba a otra
hay también una musa
que posa su mirada en el paisaje
se oye su canto
como la citara de un verso
como la mano astuta de una chica
vestida de qipao
tocando delicada, con gracia su guqin
mientras el tiempo pasa
bebo un té wūlóng
y escribo estos poemas.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opiniones