sábado, 30 de agosto de 2014

Isolda Dosamantes en la Antología General de la Poesía Mexicana, selección de Juan Domingo Argüelles


Estoy muy honrada de participar en esta antología, de compartir espacios con poetas a los que admiro y poetas amigos, la lista es infinita pero quiero mencionar mi cariño por mis maestros Eduardo Casar, Eduardo Milán, Víctor Manuel Mendiola, y Jorge Fernández Granados; además de compartir con Rolando Rosas Galicia y Armando González Torres amigos de cantina, con Armando Alanís compañero de generación y gran camarada, y las veracruzanas amadísimas Estrella del Valle y Silvia Tomasa Rivera, a mi admirado Eugenio por sus zapatos rojos, a mis admiradas Blanca Luz Pulido, Lucía Rivadeneira y Roxana... en fin toda la antología tiene excelentes poemas, un abrazo a todos, Adriana, Balam Rodrigo, Guedea, Daniel Téllez, Dalí, Venegas, Santos, Claudia, Natalia y a Karen Villeda, mi colega de Tlaxcala, una  de las más jóvenes de la antología.  Un abrazo a todos.


jueves, 14 de agosto de 2014

REENCUENTRO, GENERACIÓN 16 DE LA SOGEM (Isolda Dosamantes y sus colegas)


  •   Los seis amigos después de haber leído en el Zócalo de Tlaxcala y la Galería Casa de la Nube, cansados y felices.




En la lectura del Zócalo leí:



Pettitte bar
                                                           A Valery Saint Germain
y a todos aquellos que llegan del norte de Canadá.

Mi voz se escucha desde las montañas
traigo la gaita en el alma
soy la mestiza de pelo negro
la de ojos grandes
esa que entra a tus oídos con tonada de blues.

Mírame. He bajado del frío para verte,
para hacerme de ti
de tus pequeños bares,
de tus entrañas
de tus calles afrancesadas,
de tus sótanos fríos
de tu vida nocturna.

Tómame completita
como si fuera el vino de tu copa,
el río,
la estación de metro,
un café de Tim Hortons.

Mírame de frente, escúchame,
déjame escuchar tu piel,
vengo de lejos como muchos,
vengo del norte y hablo inglés,

Montaña de Mont-Royal
ciudad de los sueños del artista,
Villa Marie,
me urge ser tuya,
una galería,
ser de tus bares
ser una voz del saxofón nocturno de tus calles.

Pettitte Chicago
A Sara Martínez

Desde mi habitación del Bank Hotel
escuchaba tu música nocturna,
los jueves salsa latina,
merengue, chachachá,
y me daban las cuatro,
se erguía entonces un silencio nocturno
un silencio que se rompía
con las carcajadas del último borracho,
o el taconeo sonriente de alguna muchacha.
Los lunes,
los lunes me encantaban,
noche de jazz
y a lo lejos se escuchaba un sax
una guitarra,
la voz de un jazzista de renombre,
los cuatro lunes del Bank Hotel
disfrute el piano y ritmo del jazz desde la cama
lo disfrute bebiendo un vino
fumándome un cigarro,
en el vuelco del placer.
Luego, lunes tras lunes quise beberme un tinto entre tus mesas,
y pasaron semanas,
en que desde el aula de promenade de portage 55
escuchaba el ritmo apenas insinuado de un jazz,
la sombra apenas de ritmo
entre subjuntivos y ensueños.
Lunes tras lunes quise beberme tus vinos tintos
y te miraba con esa nostalgia absurda
de saberte mío, porque eras mi bar,
donde solía leer en las tardes
fumándome un cigarro,
el bar pequeño de Capote,
el de Chicago
el bar de la chica que soñaba siempre en subjuntivos
y no entendía
porqué los demás no podían simplemente dejarse ir,
y soñar, soñar las cosas que adoramos.


Presentación de la antología







El libro se llama Pequeña antología para el amado y es fruto de una investigación realizada por la Dra. María Luisa Trejo Sirvent, conocida en el mundo literario como Marisa Trejo Sirvent, escritora, académica y periodista cultural. Ha sido presentado primeramente en Villahermosa, Tabasco y en Tlaxcala, y será presentado en la Casa Refugio Citlaltépetl el día miércoles 30 de julio a las 19 horas, en Citlaltépeth No 25, entre Ámsterdam y Campeche, en la Colonia Hipódromo Condesa de la Delegación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México. Los poemas seleccionados que han sido incluidos en este proyecto sobre literatura amorosa y erótica fueron creados por escritoras de diversas partes del mundo. La lista comprende a: Aicha Bassry (Marruecos), Ámbar Past (E.U.-México), Ángela Reyes (España), Carmen Rubio (España), Carolina Escobar Sarti (Guatemala), Ethel Krauze (México), Etnairis Rivera (Puerto Rico), Gladys Fuentes Milla (México), Gioconda Belli (Nicaragua), Isolda Dosamantes (México), Jeannette L. Clariond (México), Lauren Mendinueta (Colombia), Leticia Luna (México),Lina Zerón (México), Lucía Rivadeneira (México), Mairym Cruz Bernal (Puerto Rico), Mara Romero (México), Mariana Bernárdez (México), María Elena Solórzano (México), María Eugenia Rodríguez Gaitán (México), María Gutiérrez (Islas Canarias, España), Maricruz Patiño (México), Marisa Trejo Sirvent (México), Marita Troiano (Perú), Nadia Contreras (México), Nicole Laurent-Catrice (Francia), Odette Alonso (Cuba), Perla Schwartz (México), Raquel Huerta Nava (México), Silvia Pratt (México), Socorro Trejo Sirvent (México), Thelma Nava (México), Zoelia Frómeta Machado (Cuba). El escritor e investigador tabasqueño Vicente Gómez Montero señaló durante la presentación de esta antología en Villahermosa, Tabasco: "Las poetas incluidas en este libro ofrecen simultáneas maneras de escudriñar en los pensamientos del hombre, sacando de él lo más provechoso que necesitan los poetas, inspiración...encontramos que los poemas reunidos en Pequeña antología para el amado, son una vitrina delicada donde se colocaron piezas según como nos indicaban nuestras madres que se hiciera. El cristal cortado en un escaño, la plata en otro, el jarroncito chino junto con la vajilla del mismo oriental pudor. Así están colocados estos poemas, como piezas deliciosas que se apartan pero no se excluyen. El resultado es una serie de textos donde el hombre gana al ser retratado por la visión iniciadora de las mujeres" (Gómez Montero, 2014). Trejo Sirvent es autora de una centena de artículos en revistas literarias, educativas y culturales del ámbito nacional e internacional. Ha participado en congresos nacionales e internacionales de literatura y educación. Imparte cursos de literatura universal y latinoamericana, redacción, español y francés. Ha publicado seis poemarios, cuatro libros de ensayos y cuatro libros académicos. Ha compilado también dos antologías poéticas, entre ellas Al filo del gozo (poesía erótica escrita por mujeres en lengua española, Editorial Viento al hombro). Entre sus libros se encuentran Una introducción a Sor Juana Inés de la Cruz (I.M.C., 2001), Chiapas biográfico (S.E., 2006), Jardín del paraíso (U.A.E.M., 2000); La señal de la noche. Libro colect. (UNAM, México, 2000) y Páramo de Espejos. Vida y obra de José Gorostiza (Gob. del Estado de Tabasco, 2009 y 2010). Es Profesora titular de la UN.A.CH.. Entre sus distinciones y reconocimientos se pueden mencionar los siguientes: Representante Académica Institucional del SICELE (Sistema Internacional de Certificación del Español como lengua extranjera, Instituto Cervantes), Coordinadora del Proyecto Internacional Cultural Sur (en Chiapas), Cónsul del Movimiento Poetas del Mundo, Miembro del Seminario de Cultura Mexicana, Miembro del Ateneo de Ciencias y Artes de Chiapas y Miembro de los Sistemas Estatal y Nacional de Investigadores. Vicente Gómez Montero comentó también sobre las fotos que aparecen en el libro: "Las fotos que acompañan el libro, en las que quisiera detenerme un momento, demuestran como el cuerpo es uno, erótico, sensual, descrito como en los mejores momentos de lo griego. Volvamos a recordar que Eros es un dios de la fertilidad, por lo tanto, el sexo aparecido en los poemas de muchas de las antologadas, es placentero. Amable. El cuerpo de las fotos es de una elegancia total. Las imágenes que adornan los textos conjugan la fertilidad – toda imagen que evidencia el sexo está dedicada a lo fértil – con el amoroso cortejo. Andrzej Kciuk, Mecuro B. Cotto, René Groebli, Jean Claude Sánchez, Steve Gubbin, Michael G. Magin y Marisa Trejo Sirvent son los que con su lente, reforzaron el mensaje de estos textos donde lo erótico se vuelve al lugar de sus instantes" (Gómez Montero, 2014).


18 de julio, Isolda en Huamantla inaugura en III Encuentro Nacional de Poesía Joven.


    Esta tarde de verano, dos días antes de mi cumpleaños comenzó el III Encuentro de Nacional de Poesía Joven 2014 que organiza Tzuyuki Romero, una joven Tlacxcalteca, poeta y narradora que se ha dado a la tarea de organizar diversas actividades literarias en Tlaxcala sin ella la ciudad se hubiera quedado sin actividades literarias, pues aunque hay escritores no hay muchos que sean capaces de donar un poco de su tiempo de su claustro o de su divez a promover el trabajo de los otros, aplaudo pues este trabajo de Tuzyuki y agradezco la amabilidad de invitarme. 


Un día antes de la lectura me llaman a junta, pues sí que al oro día tengo que estar en mi oficina burocrática a las seis, reunión urgente, adiós a mis planes de escuchar a los demás poetas y decirles salud en medio de ese clima frío de Huamantla, pero sí me di el gusto de saludar a los poetas, darles un abrazo y comerme sus deliciosas cerezas recién cortadas ( compradas). La inauguración se llevó a cabo en el Auditorio del Museo del Títere, que es un lugar lleno de magia, éramos dos los poetas que inaugurábamos pero uno de ellos no llegó, sin embargo estaba una poeta de los ochenta maravillosa por su trabajo poético y editorial, así que entre las dos abrimos las lectura y fue ella, Estephani Granda Lamadrid quién dio las palabras de inauguración. Esta tarde antes de que comenzara la lluvia leí uno de los poemas que tengo de China, no quise leer mucho, estaba nerviosa por el regreso pues tenía que estar a las 6 en mi trabajo, llovía y al mismo tiempo tenía una gran nostalgia por China y todo lo relacionado a ese maravilloso país donde viví tres años, además había algo raro que no supe hasta después, semanas después que me contaron el chisme, no lo voy a contar pero me quedó la reflexión de que efectivamente, a veces las personas se ponen sacos que no les corresponden, pero yo creo que les quedan a la medida, o si no, porque se los ponen.

El poema con el que participé se encuentra a continuación y está publicado en Apuntes de viaje, editado por Praxis.



Respiradero

A Edgardo, Pilar y Sebastián
Las calles de Beijín son agridulces
el cielo es bruma
neblina oscura que te ciega
y sin embargo, sus luces arcoiris son caricia
caminas sin el miedo de asalto en occidente,
andas con la confianza del pueblo de la abuela,
con el canto en la boca de una sílaba extraña,
con la certeza de llegar al puerto
tus pasos son libres unas horas.

En cada pensamiento que te aleja
una flor de la vida en el oriente
callejones con sus puestos de fruta
repletos de alegres gritos guturales.

Caminar en Beijing es ser el pez
el alma de si mismo.

El viento flota espeso y no vez nada
sólo tus pies uno tras otro disfrutan su aventura
descubren el silencio de la noche
el canto de los grillos
las flores del verano que termina
adornando los pasos del transeúnte.

Anduve paso a paso sin destino
tropezando con bicis y tenderos
en cada recuerdo una vivencia que cambia de rumbo al pensamiento.

Beijín es siempre gente, noche condensada
en la que te abres pasó como selva
es un disturbio de mente entre los hombres del Tai qi
y el trajín diario, cotidiano, es el huton y el edificio,
el jardín y una barranca de cemento.