miércoles, 9 de julio de 2014

Isolda Dosamantes en la Galería Casa de la Nube




 Isolda Dosamantes leyendo sus poemas inéditos sobre el estado de Tlaxcala y sus municipios, cada unicipio un poema, una reminiscencia de la infancia y de los sueños visto desde los ojos de una mujer que dej´su tierra, viajó a las grandes ciudades, vivió hasta el exceso de las palabras, bebió ron, se enamoró, se fue al oriente, enloqueció por la cultura China, sus pinturas, sus letras, su comida y paciencia, se hizo parte de los hutones y de las universidades, disfrutó Sanlitun y conoció por vez primera sus raíces, sí las mexicanas se hicieron profundas y pudo contemplarlas desde las pagodas; luego de ese gran viaje anduvo por el Canadá más occidental y frío, donde lo maravilloso es su movimiento cultural, su gente, el jazz. Con esa mirada que da el viaje regresó a Tlaxcala y volvió a caminar los pueblos que había recorrido en su infancia con su padre que es un arquitecto que en esa época abría caminos y proyectaba casas, a caminar los municipios que tamnién había recorrido con Álvarez Lima en su campaña para gobernador y con Verónica Rascón +, el hada madrina como alguna vez la dijo Felipe Alcántar y Emiliano Pérez Cruz , ne fin esa Isolda que se fue de Tlaxcala a conocer mundo regres´y cmino Tlaxcala con sus veredas y entonces escribió esos poemas del camino llamados Estampas del camino, o Estampas de Tlaxcala, libro aún inédito que espera ser publicado. En esta lectura estuvieron presentes algunos escritores y amigos quienes retroalimentaron a la autora con sugerencias (qué escriba más sobre el río, sobre las calles etc.). Sin duda un libro que resultará interesante como evidencia y memoria sobre Tlaxcala, México.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opiniones