domingo, 10 de abril de 2011

Costa Rica, un paraíso de palabras.

Clausura del Encuentro Internacional de Escritores en memoriam de Eunice Odio,
la gran poeta Costarricense que vino a México y provocando, con su inteligencia y belleza,
 un espacio que trastocó la normalidad de muchos, la mujer que se casó con el pintor Rodolfo Sanabria,
la misma que al caminar paraba el tráfico, de la que se enamoraron muchos intelectuales de la época.
En esa noche de cierre leí el poema abanico, ese que se abre y da luz al libro,
ese que es el índice de Paísaje sobre la seda.


Clausura



Con los estudiantes de turismo de la Universidad de las Artes en
Punta Arenas Costa Rica


Después de la lectura en la Universidad de Costa Rica
en
Punta Arenas, Costa Rica.


Lectura de poemas en el Tecnológico de Cartago Costa Rica,
el lugar del poeta Alfredo Trejos (hubiera querido saludarlo pero no me dieron un tour por las cantina).