martes, 31 de marzo de 2009

domingo, 22 de marzo de 2009

Paisaje sobre la seda



Feliz en diciembre de 2008
en mi estudio
de la Nueva Santa María en la Ciudad de México




De derecha a izquierda:
El poeta Juan Bañuelos, Isolda Dosamantes, Efrén Minero y Yolanda Gudiño,
3 de marzo de 2009, Museo de la memoria.
Lectura de poemas en el MUNAL, 1 de marzo 2009.

Presentación Brindis el 29 de diciembre de 2008,
en la foto las poetas
Leticia Luna, Gema Santamaría, Isolda Dosamantes y Adriana Tafoya.

Cuando recibñi el premio en Guaymas, Sonora 2008.

http://poemasdeisolda.blogspot.com/2009/03/presenta-poemario-isolda-dosamantes.html

Seños que a plena luz evaporan los soles: Jessica Freudental, Isolda Dosamantes y Nayari, 2004


En esta selección de poemas aparece el aproximadamente el 80% del libro
Halo del alba de Isolda Dosamantes, que en el año 2002 obtuvo
mención de honor en el
Concurso de poesía "Dolores Castro".





Halo del alba
Los poemas de Halo del alba recorren diversas emociones del ser humano mostrándonos, a partir de imágenes, ciertos fragmentos de la existencia humana. Isolda Dosamantes recurre a la nostalgia, a la ternura, al tiempo e incluso a la mística para brindarnos a través de un lenguaje sencillo otra manera de nombrar el mundo: ´Una mujer que sabe escribir. ´Difícil de encasillar en algún movimiento literario. Pero única en su estilo, diría el crítico.José Antonio Roma Badaracco.
http://www.yoescribo.com/publica/comunidad/obra.aspx?cod=13641

Gótico florido

Poemario publicado por Mub editoraz 2002

Altura lustral 2000



Viernes 23 Junio Mayo 2000
La Jornada de Oriente publicación para Puebla y Tlaxcala México
Bañuelos presenta Altura lustral de Isolda Dosamantes.
Victor Varela Loyola

Altura lustral es la más reciente producción poética de Isolda Dosamantes, una poeta que estᇠen búsqueda de su propia voz, como dijo Juan Bañuelos, durante la presentación del texto, el pasado miércoles 21 de junio, en conocido bar del centro de la ciudad. La autora actualmente es becaria del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (Fonca) y alumna del taller de poesía que imparte el poeta chiapaneco en la UAT.

A este respecto, Bañuelos se al que a su consideración los talleres de poesía son inútiles, pero tienen una gran ventaja, porque forman buenos lectores, que ven académicamente a una serie de lecturas, principalmente de los clásicos, hacen un recorrido por los diferentes momentos poéticos. El hecho de que haya aceptado presentar el libro de Isolda es porque me hizo reflexionar acerca de la poesía joven; porque me recuerda la búsqueda de la nueva poesía en México, abundó Juan Bañuelos.

En este sentido, agregó que generaciones de poetas van y generaciones vienen y en Tlaxcala ya hay una generación joven de poetas que han tomado en serio su trabajo poético, Hoy es de resaltar, porque siempre que ha aparecido una generación tiende a desaparecer rápidamente.
Es una generación que está en una búsqueda de sí misma, porque, abundó, En los momentos de contradicciones de una sociedad, la soledad vuelve hacia el interior de los poetas, y me gustan estos momentos porque la poesía se convierte en la conciencia crítica de la sociedad y a leer el Altura austral de Isolda Dosamantes, me encontré con esta actitud. Sin embargo, Bañuelos explicó que la poesía no es poesía mientras el poeta no encuentra su propia voz.
Isolda Dosamantes es una poeta que está en una constante búsqueda de su propia voz, como lo demuestra su incesante caminar por varios talleres y encuentros poéticos, pero sobre todo de experimentar con las formas de hacer poesía.
Refirió entonces que el estilo de Dosamantes combina el aspecto crítico y la sensibilidad y sensualidad. La poesía de Dosamantes Dijo también tiene un dejo de erotismo sutil.

Tomado de: http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2000/06/23/oriente-T.htm

Utopías de Olvido 1997


Editorial: CNCA / CND, Gobierno del Estado, Instituto Tlaxcalteca de Cultura, Feca
Lugar de edición: Tlaxcala, Tlax.
Colección: Brizna
Serie: Mayor
Año de edición: 1997
Páginas: 36ISBN: 968-7916-03-6

Bacalar sueño de agua


Mi primer libro de poemas compartido con los cuentos de Victoria Santillana Andraca fue escrito en una estancia artística en la Casa del escritor en 1995. Todo esto gracias a el apoyo otorgado por la Sociedad General de Escritores de México y los acuerdos que hizo en su momento Fernández Unsaín.

Un poco sobre Bacalar, tomado de: http://www.secqr.gob.mx/index.php/?option=com_content&task=view&id=40






La Casa Internacional del Escritor de Bacalar fue inaugurada en 1990 por el Gobierno del Estado de Quintana Roo y para su operación firmó un convenio de cooperación con la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM) y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA).


La Casa Internacional del Escritor es operada a través de la Secretaria de Cultura con el objetivo de brindar un espacio para albergar cómodamente a escritores, poetas y creadores artísticos en general de la región, el país y el extranjero.
Está ubicada en la población de Bacalar, de antiguas raíces mayas, a orillas de la Laguna de Siete Colores, custodiada por un portentoso y elegante fuerte colonial del siglo XVI mismo que alberga al Museo del Fuerte San Felipe Bacalar.
Ha sido sede de importantes eventos nacionales e internacionales como la Primera Reunión Nacional de Escritores de Cine, la Primera Reunión Nacional de Directores de Cine, Primer Diplomado Internacional para Escritores, entre otros.
Por su envidiable ubicación geográfica y los atractivos de su entorno, ofrece las condiciones óptimas para llevar a cabo la producción artística y cultural a través de programas de intercambio con diversas instituciones y organizaciones para la realización de proyectos de producción, difusión, capacitación, actualización e investigación en los diversos campos de la cultura.
Sus hermosos jardines, la tranquilidad de la zona en que se encuentra y su ubicación junto a una de las lagunas más hermosas del país, conjugan un clima de tranquilidad y belleza en armonía con la naturaleza, que invita a la creatividad y a la inspiración.
Sus amplias y cómodas instalaciones cuentan con cinco confortables bungalous de cuatro habitaciones para dos personas cada una, pudiendo albergar simultáneamente un máximo de cuarenta personas. También tiene una sala de juntas, biblioteca, sala de lectura, servicio de comedor, acceso directo a la laguna y estacionamiento.

lunes, 16 de marzo de 2009

Trilogía poética de la mujeres en Hispanoamérica




Aurora Marya Saavedra, Maricruz Patiño y Leticia Luna: Trilogía poética de la mujeres en Hispanoamérica ( pícaras, místicas y rebeldes), México: Ediciones La Cuadrilla de la Langosta. 3 tomos

Una apuesta por la preservación del lenguajeAglae Margalli
La Trilogía poética de las mujeres en Hispanoamérica (pícaras, místicas y rebeldes) es una antología que trasciende su carácter de selección de poemas, para adentrarse en el de la aportación documental e histórica en un campo inexplorado en muchas sentidos todavía, como lo es la producción poética femenina de ambos continentes.
La voluntad de atreverse en un terreno yermo carente de coordenadas por la escasez de registros formales o académicos, merece la debida valoración y el reconocimiento de los estudiosos de la literatura, ya que representa un documento que viene a mostrar la evolución de un lenguaje literario que ha sido capaz de traducir la lengua castellana en composiciones plenas de vocablos que conforman una poética exuberante, de diversas modalidades y corrientes, desde el manejo de las formas clásicas en las distintas épocas hasta la trascendencia de un lenguaje en plena evolución. Todo esto da como resultado, una obra que recupera las particulares resonancias y sonoridades de una poesía que no se circunscribe a los estereotipos o clichés de lo que se ha definido hasta hace poco tiempo, como "lo femenino" vinculado a la emotividad sensiblera, amorosa-erótica y desde luego "cursi".
Las voces reunidas en esta antología, que representan ocho siglos de poesía escrita por mujeres, así lo demuestran, en cuanto al sentido de sus etapas evolutivas y en cuanto a la variación del pensamiento creativo que no sólo responde al estado de opresión y marginación al que ha estado sometida (la mujer) en diversas momentos, sino que es el resultado de un vasto bagaje cultural fundamentado en la tradición y en esa fuerza vital y profunda que anima el espíritu femenino.
La crítica formal no se ha detenido, hasta donde tengo conocimiento, a atisbar una poética esencial, aunque fragmentada en lo social e histórico, que es parte importante del patrimonio literario de América Latina, a pesar de que las diversas circunstancias que han gestado nuestra literatura nos han sido común a hombres y mujeres al compartir una misma geografía continental.
La tarea emprendida por las poetas mexicanas, Aurora Marya Saavedra, Maricruz Patiño y Leticia Luna, adquiere así su verdadera dimensión en el tiempo y la distancia, pues se convierte en un legado para las generaciones futuras, ya que en términos formales esta antología apuesta por el rescate y la salvaguarda de una escritura que ha permanecido dispersa y desconocida, si se considera las escasas opciones editoriales, la discriminación de la poesía en los espacios culturales tanto nacionales como extranjeros y los pobrísimos registros de voces femeninas de las antologías poéticas, pero en otro sentido, nos permite tomar conciencia de la intensa producción de poesía escrita por mujeres que empezó a registrarse a partir de la segunda mitad del siglo XX lo que nos da la posibilidad de ubicar al ejercicio poético dentro del llamado "boom latinoamericano".
Un avance incuestionable para nuestro panorama literario dada la apertura hacia los distintos países de nuestro continente y las diferencias de generación de las autoras donde se incluye también a las españolas por compartir la misma lengua, son la mayor riqueza de esta aportación literaria. No obstante la diversidad en el quehacer poético y la pluralidad de voces no menoscaba la calidad poética que se aprecia en los distintos apartados en los que se divide la obra.
Toda antología es una aventura donde la búsqueda y la posibilidad de los hallazgos incentiva la indagación sobre todo en un ámbito poco explorado, pero por lo mismo abundante en riesgos, donde es fácil perderse en el cúmulo de información indiscriminada o, bien, caer en la opción complaciente que puede representar una muestra de poesía al margen del rigor y la solidez que permitiría, desde luego, la realización de la tarea en menos tiempo y sin mayores ambages. No es el caso de las poetas responsables de la antología que hoy nos ocupa, pues en el proceso de realización de este proyecto invirtieron varios años y muchas horas robadas al sueño, incluso en el trayecto una de ellas, Aurora Marya Saavedra, perdió la vida sin llegar a ver concluido este proyecto.
Un trabajo de estas dimensiones exige la realización de una investigación de campo nunca agotada, pero necesariamente delimitada por las coordenadas de la búsqueda en la construcción poética, la temática, la técnica, el manejo de la imagen que se plantean como vertientes en la revitalización de un lenguaje literario y que, en el caso de la antología que comentamos, permite bosquejar las coordenadas para un estudio crítico de la poética femenina en Hispanoamérica que es una demanda inminente.
La dificultad que plantea toda obra antológica, en particular aquella que lleva por guía la palabra o la valoración de la creación poética al margen de corrientes literarias o aproximaciones generacionales, acusa una mayor complejidad para quien la realiza y más aún cuando las responsables son poetas, pues es de entender que su compromiso no se limitará a la aplicación metodológica que sirva para estructurar un andamiaje discursivo tendiente a reinterpretar la experiencia poética, sino que se acendrará en la confrontación, el cuestionamiento, el criterio de selección que se arraiga en el compromiso del propio hacer en la poesía.
No es fortuito que en un proyecto de estas dimensiones se haya contemplado en los países participantes una labor de rastreo de las llamados obras de autor de escaso tiraje, que casi siempre terminan por perderse en los libreros familiares, ya que no cuentan con la debida difusión; que las autoras hayan considerado la lectura de otras antologías, así como la consulta de ediciones agotadas que sólo es posible localizar en bibliotecas o en las llamadas "librerías de viejo", lo que dio como resultado descubrimientos y hallazgos de voces en la poética femenina que han permanecido en el anonimato o bien, que en su momento fueron determinantes para la formación de otras poetas, y que no obstante, sus obras terminaron por perderse para las nuevas generaciones. Sin duda el mayor peso en esta tarea estuvo en el trabajo de selección y en la unificación de criterios que definen las tres partes que integran la antología.
Motivo de celebración merece esta publicación que en nuestro panorama nacional viene a representar un sólido avance y un contrapeso intelectual y literario de otros acervos que por sus dimensiones y especiales características han sido en su momento, abrevadero de poetas, lectores y críticos, como Ómnibus de poesía mexicana realizada por Gabriel Zaid que se ha convertido en documento histórico de lectura obligada tanto para los lectores de poesía como para los estudiosos del género. En las notas del prólogo el autor reflexiona sobre la repercusión de toda antología en el devenir de los tiempos cuando expresa:
Ni Netzahualcóyotl ni Sor Juana fueron nuestros en su tiempo. ¿De qué nosotros podían ser, si no del suyo, entonces? Lo son hoy porque hablamos de ello, y con ellos, como nuestros. La Muerte Sin Fin de Gorostiza hace más nuestro el Primero Sueño de Sor Juana. Así también la poesía indígena, la lírica popular, son especialmente nuestros hoy porque aparecen leídas en la poesía de hoy.
Otro acierto está en el título bajo el cual se acoge la edición Trilogía poética de las mujeres en Hispanoamérica (pícaras, mística y rebeldes) ya que delimita el espacio geográfico de las poetas no de la poesía, lo que libera a la misma de la clasificación bajo canónes de sobra discutidos. Recuérdense las palabras de Octavio Paz, en la célebre antología Poesía en Movimiento (México 1915-1966), cuando nos manifiesta que:
"La poesía de los mexicanos es parte de una tradición más vasta: la de la poesía de lengua castellana escrita en Hispanoamérica en la época moderna. Esta tradición no es la misma que la de España. Nuestra tradición es también y sobre todo un estilo polémico en lucha constante con la tradición española y consigo mismo.(...) No hay una poesía argentina, mexicana o venezolana: hay una poesía hispanoamericana o, más exactamente, una tradición y un estilo hispanoamericanos".
El mayor riesgo de cualquier antología está en los alcances y en la correspondencia del material, sobre todo, cuando éste incluyen la selección de autores en activo, cuyo trabajo literario, aunque sólido, no está del todo concluido. En este sentido es posible incurrir en omisiones que pueden propiciar una crítica parcial o sesgada que minimice la verdadera aportación en el campo del conocimiento y la difusión de nuestra propia lengua que alcanza su mayor expresión en la poesía. Toda antología de poesía es una apuesta por la preservación del lenguaje y debe considerarse como un compromiso que debe ser asumido por los poetas y renovado en cada generación, pues ello asegura la sobrevivencia de nuestra cultura y su fortalecimiento en el tiempo.
La importancia de la poesía y por ende de todo trabajo de rescate de la poética en cualquier época vigoriza nuestra afirmación cultural frente a la influencia de otros pueblos y es un instrumento vital de preservación de nuestra propia historia.
Retomando las palabras de Eliot, nos aproximamos al valor fundamental del quehacer poético y su trascendencia, en particular en este tiempo donde las influencias de otras culturas actúan en detrimento de nuestras propias tradiciones. En las reflexiones Sobre poesía, el poeta escribió:
"... la mayoría de la gente no comprende que a menos que cada pueblo continúe produciendo grandes escritores, y en especial grandes poetas, su lengua se irá menoscabando, su cultura se perjudicará y quizá hasta llegue a ser absorbida por otra cultura más fuerte.
Es claro que si no tenemos una literatura viva, iremos alejándonos cada vez de la literatura del pasado, si no conservamos una continuidad, nuestra literatura del pasado se hará más y más remota hasta que llegue a sernos tan ajena como la literatura de un pueblo extranjero"
Saludamos con satisfacción este titánico (no es ocioso el calificativo) trabajo de antología de mujeres poetas en Hispanoamérica que viene a sentar un precedente en nuestro panorama nacional, realizada con una doble factura, la de la generosidad femenina, pues quién sino ellas Aurora Marya Saavedra, Maricruz Patiño y Leticia Luna para distraer un cúmulo de horas restadas a la propia creación para rescatar otras voces femeninas de la dispersión y colocarlas donde muchos podamos escucharlas; y la labor intelectual del compromiso asumido en el trabajo de selección en el que se sustenta esta publicación que en justicia irá adquiriendo su mayor relevancia e incidencia en la formación de otras poetas.

© Aglae Margalli 2006
Espéculo. Revista de estudios literarios. Universidad Complutense de Madrid
El URL de este documento es http://www.ucm.es/info/especulo/numero32/mujeres.html

Palabras para un poema


Selección de textos de los alumnos de mi taller de poesía en el centro cultural "La libertad" en la ciudad de Apizaco, Tlaxcala ,1998.

Al filo del gozo

Antología de poesía erótica
Chiapas, México 2008

sábado, 14 de marzo de 2009

Alforja




XIII / verano 2000

Poetas mujeres

Coordinación: José Vicente Anaya / Dibujos: Nunik Sauret


Tres poetas tlaxcaltecas Marisol Nava, Citlali H. Xochitiotzin, Isolda Dosamantes

23 años poetas en el Tianguis del Chopo

Con los poetas de la Maravillosa Ciudad de México en el Tianguis del Chopo







Presenta poemario Isolda Dosamantes







Yassir Zárate Méndez / Síntesis

Los versos de Paisaje sobre la seda dan cuenta de la estancia de la autora en China, destacó el poeta Juan Bañuelos


El poeta Juan Bañuelos en la presentación del libro Paisaje sobre la seda, de Isolda Dosamantes,

destacó las virtudes del volumen, entre las que sobresalen el sentido del ritmo poético.
Internet / Síntesis




"Hoy es un día de fiesta para la poesía, porque en estos tiempos no todos los días se lee y se escucha poesía", aseveró el poeta chiapaneco Juan Bañuelos, en la presentación del libro Paisaje sobre la seda, de la escritora tlaxcalteca Isolda Dosamantes.
En su intervención, el también catedrático de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, que recientemente lo distinguió con el doctorado honoris causa, estimó que hoy "la poesía ocupa un lugar muy escondido, por la falta de escritores que transfiguren la realidad del país y de América Latina".
En contraste, en el acto efectuado la semana anterior en el Museo de la Memoria, aseveró que el poemario de Dosamantes, es "un libro que transforma la realidad en cada poema que se lee".
Asimismo, destacó otras virtudes del volumen, entre las que sobresalen el sentido del ritmo poético y el manejo cuidadoso de las imágenes. Asimismo, Bañuelos estimó que los versos de Paisaje sobre la seda dan cuenta de la estancia de la autora en China. "Son memoria y realidad de aquella experiencia", estimó el autor.
De igual manera, reconoció la trayectoria "larga y persistente" que Isolda Dosamantes ha tenido en el ámbito cultural, tanto del estado como en otras entidades de la República, lo que le ha dado una visión particular del mundo.
Por su lado, la autora, nacida en Atlangatepec, señaló que la edición del libro representa una mayor responsabilidad, por lo que se encuentra comprometida a redoblar esfuerzos en su labor como poeta.

lunes, 9 de marzo de 2009

"Canto a una prisionero" 2005


"Canto a una prisionero"
Antología de poetas Americanos, homenaje a los presos políticos en Turquía.
Ottawa: Editorial Poetas Antiimperialistas de América, 2005”.


Nómina de los Poetas Antologados
( 93 poetas seleccionados de 486 )

Adolfo León Córdoba Narváez, Aldo Luis! Novelli, Alejandra Ziebrecht, Alejandro Faus Avella, Alfr edo Lavergne, Ali Al Haded, Amado Láscar, Andityas Soares de Moura, André Cruchaga, Anita Junge-Hammersley, Antonio Álvarez Bürger, Antonio Orihuela,
Antonio Redondo Andujar, Aurelio González Ovies, Bárbara Calderón Romero, Bernardo González Koppmann, Borja Menéndez, Carlos N Carbone, Carmen Nozal,
Cecilia Bustamante, César Bisso, César Castillo, César Pellicer, Claudio Rodríguez Lanfranco, Cristian Hendrickse, Daisy Mora de León, Daniel Calíbrese, David Arturo Santos Arrieta, David González, Edgar E Ramírez Mella, Edgar Khonde, Eduardo Díaz Espinoza, Eduardo Llanos Melussa, Emanuel Alvarado, Emilse Zorzut, Endre Farkas, Enrique Falcón, Enrique Silva, Ernesto Cardenal, Ernesto Guajardo, Feliciano Mejia, Francisco Azuela, Francisco Sasso, Gabriel Impaglione, Gabriel Rodríguez, Gerardo Moctezuma, Hans Schuster, Héctor Medina, Hugo Toscadaray, Isabel Lipthay,Isolda Dosamantes, Iván Sauri, Jaro Godoy, Jesús Pérez, Jorge Brega, Jorge Etcheverry, Juan Cameron, Juan Torres León, Julio Torres Recinos, Laura Ciancaglini, Leo Zelada, Lia Isabel Alvear Ramírez, Luis Esteban Amaya Rocha, Manuel Lozano, Marco Massoni-Oyarzún, Maribel Lacave, Marta Multini, Marta Raquel Zabaleta, Miguel Ángel Fernández, Miguel Machalski, Miquel Segovia Aparicio, Nohemí Sosa Reyna, Osvaldo Ahumada-Espinosa, Patricia Cabezas Flores, Pedro Lyra, Raúl Eduardo Baena, Raúl Mellado Castro, Roberto Bianchi, Roberto Yánez, Rodrigo Grion, Roxana! Miranda Rupaila, Rubén Boronat, Salvador Gallardo Sara Venegas Coveña, Sergio Mansilla Torres, Sergio Mouat, Silvia A Brandon Pérez, Sonia Alina Morales Del Valle, Tanya Tynjälä, Txanba Payés, Vásquez Bonilla, Willy Gómez Migliaro, Xadelia Mertizcan,